Aceite esencial de mandarina, propiedades del oleato de mandarina

Uno de los aceites con propiedades estimulantes inmediatas es el aceite esencial de mandarina. Esta fruta cítrica tiene muchas variedades puras e híbridas de donde se extrae el aceite etéreo.

Por lo general, las especies que más se usan en la extracción del aceite medicinal son Citrus reticulata (azahar mandarino) y Citrus tangerina, siendo reconocida esta última por su nombre botánico que casi coincide con el nombre de la mandarina en inglés, “tangerine”.

El aroma del aceite de mandarina es muy agradable y reconfortante. Se utiliza para una gran variedad de aplicaciones tópicas y para aromaterapia. Su aroma es calmante, que invita a las actividades meditativas, pero también posee propiedades curativas y cosméticas.

El aceite de mandarina se extrae de la cascara por el método de prensado en frio. También es posible obtener aceites esenciales de las hojas y flores por arrastre de vapor.

Esta fruta es originaria de Asia. Tiene su origen en China e Indochina, y debe su nombre al color de los trajes usados por los gobernantes chinos, llamados “mandarines”.

¿Para qué sirve?

Por sus propiedades antisépticas y tonificantes, el aceite esencial de mandarina se ha convertido en un ingrediente para los productos que fomentan el cuidado de la piel y del cabello. A esto hay que añadir sus propiedades cosméticas, que hacen que su uso sea frecuente en productos para el cuidado del pelo, de la piel y de la cara, incluyendo perfumes y lociones. Las opiniones en este sentido son muy positivas, y su uso muy extendido.

Entre sus aplicaciones y usos hay que resaltar la aromaterapia, en donde es un aceite muy reconocido por la capacidad de promover estados mentales tranquilos.

Propiedades-del-aceite-esencial-mandarina

La fruta de la mandarina.

Propiedades y beneficios del aceite de esencial de mandarina

Aparte de las ya nombradas y conocidas propiedades antisépticas y relajantes, el aceite de mandarina verde o roja es antiespasmódico, tónico, digestivo, sedante y depurativo.

Este aceite provee los siguientes beneficios:

  • Poder antiséptico contra virus y bacterias que afectan la piel. Sirve como tratamiento primario contra heridas.
  • Favorece la digestión, el flujo de los jugos gástricos y los procesos digestivos. Mantiene las buenas condiciones estomacales y regula la bilis.
  • Su uso en aromaterapia favorece la circulación sanguínea evitando trombosis y oxigenando la sangre.
  • Sus propiedades tónicas fomentan la correcta descomposición de los alimentos y el buen metabolismo corporal, promoviendo la secreción de hormonas y enzimas. Esto tonifica el sistema nervioso, fortalece el sistema inmunológico y mantiene el cerebro en estado de alerta.
  • Actúa como purificador sanguíneo gracias a su poder depurativo. De esta forma ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo tales como contaminantes, ácido úrico, sales y líquido retenidos.
  • Reduce la grasa y la celulitis.

Composición y modo de empleo

De su composición química destacan los siguientes componentes:

  • Limoneno.
  • Uno-pineno.aceite-esencial-mandarina
  • Mirceno.
  • y-terpineno.
  • Citronelal.
  • Linalol.
  • Neral.
  • Acetato de nerilo.
  • Acetato de geranul.
  • Geraniol.
  • Timol.
  • Carvona.
  • Como usarlo

Ya sea por vía tópica, oral (diluido) o en aromaterapia, el aceite esencial de mandarina puede usarse en los siguientes casos con las dosis recomendadas:

  • Aplicación directa en una herida: unas pocas gotas en la zona afectada reduce la inflamación, desinfecta y mata los patógenos.
  • Para dar masajes: se debe diluir en un aceite portador, como el de coco, en una proporción recomendada de una gota de aceite de mandarina por cada 5 ml. de aceite portador.
  • Para aumentar el ánimo: añadir una gota en un vaso de agua, sahumar con mandarina o inhalado de forma directa.
  • Prevenir estrías: mezclar de 1 a 2 gotas del aceite de mandarina a partes iguales con aceite esencial de lavanda en una cucharada de aceite vegetal como portador. Masajear la zona con “piel de naranja”.
  • Como digestivo: consultar con un médico para la dosis a ingerir.
  • Cómo eliminar la caspa: en el champú colocar un par de gotas de aceite esencial de mandarina.

Contraindicaciones y efectos secundarios

El aceite esencial de mandarina, ya sea verde o roja, es bastante benigno debido a que no irrita y no es tóxico.

Si se nota alguna molestia después de su utilización, lo mejor es dejar de usarlo y consultar a un médico.

Al igual que los demás aceites cítricos se caracteriza por ser fototóxico por lo que no se debe exponer la piel al sol luego de su aplicación.

Debido a la presencia de algunos compuestos químicos que reaccionan con los rayos UV puede provocar quemaduras en la piel, ampollas e inflamación.

Se puede usar en bebés y niños pero se recomienda mantener el envase lejos de su alcance.

¿Cómo hacer aceite esencial de mandarina?

El aceite de la mandarina se extrae por prensado en frio de la cáscara. También se puede obtener por destilación de hojas y brotes de flores, aunque en este caso se le conoce como azahar mandarino y posee propiedades ligeramente distintas.

El siguiente video muestra cómo hacerlo casero, macerando la piel para la extracción de aceite esencial de mandarina en un aceite portador. ¡Adelante video!