Iníciate en los aceites esenciales

Los mejores aceites esenciales: revisa nuestra selección de aceites esenciales

Existen infinidad de aceites esenciales esperando ser descubiertos, y en este sitio web se ha realizado una selección exhaustiva de más de 50 aceites. Las diferentes clases de aceites esenciales existentes determinan un amplio crisol de variedades y propiedades de todo tipo, que descubren muchas preguntas sin responder, entre las que podrás descubrir:

Para que sirve el aceite de naranja

Aceite de mani usos

Aceite esencial de lavandin propiedades

Aceite de naranja beneficios

Oleato de mandarina

Por qué el aceite de algodon es malo

Propiedades del aceite de naranja

Para que sirve el aceite de mandarina

Trementina uso esotérico

Aceite esencial de ciprés contraindicaciones

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales naturales son sustancias de las plantas en concentraciones de materia prima vegetal, obtenidos directamente de árboles, plantas, hojas, flores, raíces, etc. Estos concentrados son muy aromáticos, ligeros, volátiles y no grasos. Muchos de ellos ostentan propiedades medicinales y se extraen mediante diferentes métodos o procesos. Estos compuestos orgánicos, llamados metabolitos secundarios, se usan para producir los aceites.

Existen tantos tipos de aceites esenciales como de plantas a través de las cuales se extraen dichos óleos. El proceso de extracción de un aceite esencial es físico, no químico. Solo así se posibilita que el aceite conseguido mantenga las propiedades intrínsecas de la planta de la que se obtiene. Para la creación de cualquier aceite esencial se requieren grandes cantidades de su materia prima. Al formarse un compuesto químico natural se podrá utilizar como remedio casero en numerosas situaciones.

Debido a estas propiedades, se utilizan en diferentes ramas terapéuticas. Por ejemplo, los aceites esenciales puros son muy utilizados en aromaterapia, ya que contienen sustancias activas botánicas, de cualidades terapéuticas y olfativas.  También pueden ser usados con fines antisépticos, antiinflamatorios o antibióticos, relajantes mediante su aplicación en masajes y hasta en cosmética regenerativa.

Las propiedades y beneficios de los aceites esenciales

Estos aceites se pueden utilizar en medicina natural tanto por su aroma como por su acción sobre el tejido corporal y muscular, o para limpiar o desparasitar, entre muchas otras cosas. Su uso médico es a veces común, ostentando propiedades y beneficios de tipo:

  • Analgésicos
  • Antibióticos
  • Antiinflamatorios
  • Antimicrobianas
  • Antisépticos
  • Regeneradores celulares
  • Antivíricos
  • Antifúngicos
  • Relajantes
  • Tonificantes
  • Antiradicales
  • Antiespasmódicas
  • Antimicóticas
  • Antibacterianas
  • Antioxidantes
  • Expectorantes
  • Estimulantes
  • Etc.

Los usos más extendidos de los aceites esenciales

Los aceites esenciales, al estar muy concentrados, siempre han de diluirse en otros elementos, como pueden ser:

  • Agua.
  • Otros aceites de tipo vegetal.
  • Arcillas.

Como consumidores, existen 3 formas por las cuales nuestro organismo puede aprovecharse de los beneficios de estos aceites:

  • Inhalación. La forma más extendida de inhalar aceites esenciales es mediante la aromaterapia. El sistema límbico es activado por este tipo de aromas. Entre otras cuestiones, este sistema se encarga de la memoria, la sensación de hambre, las emociones o los instintos sexuales. Bien sea a través de un difusor o mediante la generación de vapor, la inhalación es la forma más segura de utilizar los aceites esenciales.
  • Vía tópica a través de la piel. Sólo los aceites esenciales de lavanda, manzanilla y árbol de té se pueden aplicar directamente sobre la piel. La aplicación directa en piel no está recomendada para el resto de los aceites esenciales, si bien la mayoría, una vez diluidos en otros aceites o agua, ya no representan un peligro al contacto con la piel. Los aceites hidratan y nutren, dejando un tacto muy relajado, sin sensación alguna de grasa en la piel. También se pueden utilizar para masajes, estimulando la circulación y eliminando la sensación de piernas cargadas.
    • Cara, cuerpo o incluso cabello son normalmente los sitios de actuación.
  • Ingestión. Los aceites esenciales se pueden ingerir en forma de píldoras, aunque en este caso tiene que ser un especialista el que haga la prescripción y la posología.

Forma de obtención de los aceites esenciales

No todas las plantas desprenden unos perfumes fuertes, por lo que no se puede extraer sus esencias de todas ellas.  Si se quiere extraer perfume de las plantas hay que tener en cuenta que cuanto más cerca de la superficie estén sus glándulas el perfume de éstas será más fuerte. No existe un método de extracción de esencias único. Los principales métodos de obtención y extracción de aceites esenciales son:

Expresión: técnica del prensado, se usa para aceites esenciales cítricos obtenidos de cámaras y cortezas. Esta técnica consiste en usar máquinas especiales de prensado, que ejercen una gran presión sobre los frutos.

Destilación: esta técnica se puede realizar de dos formas: destilación en agua o a vapor, que se usan para la extracción en maderas aromáticas, hierbas y diversas flores. Se espera a que los aceites se volaticen y se recoge el residuo obtenido, de éste método el aceite se condensa. La destilación es uno de los más usados en la obtención de esencias.

Enfloración (enfleurage): éste método sirve para extraer los aceites esenciales de las flores, muy empleado antiguamente en Francia. Se trata de poner a las flores en contacto con grasas, que se impregnan con la esencia, formando pomadas.

Extracción por disolventes: mediante este sistema se obtienen otro tipo de sustancias que no son aceites esenciales (resinoides, concretos, absolutos) a los que posteriormente se le aplican diferentes disolventes como el éter de petróleo o el benceno.

Maceración: se aprovecha que ciertas flores, sobre todo las más delicadas, siguen emitiendo sus aceites esenciales unos días después de maceradas. La maceración se realiza habitualmente con grasa y al finalizar el proceso se obtiene una pomada perfumada y que pasándola por alcohol hace que se obtenga aceite.